La prohibición del acceso a SNAP por delitos graves de drogas es una política federal que afecta al individuo de por vida

0
1157

Desde 1996, existe una prohibición federal para que las personas que violaron la justicia accedan a los beneficios de SNAP. La prohibición del acceso a SNAP por delitos graves de drogas es una política federal, pero los estados pueden modificar o derogar la prohibición por completo. Cuando se puede acceder a él, las personas después del encarcelamiento utilizan ampliamente SNAP para ayudar a respaldar su reingreso. Un estudio realizado en Boston encontró que el 74% de las personas que se reintegraban a la sociedad recibían beneficios. Este período posterior al encarcelamiento, cuando las personas intentan encontrar vivienda, obtener empleo y abordar problemas de salud y relaciones, puede ser un momento muy desafiante. Aproximadamente el 62% de las personas excarceladas vuelven a ser arrestadas en un plazo de tres años. En lugar de ayudar a quienes se reinsertan en la sociedad a recuperarse, las prohibiciones de SNAP para delitos graves relacionados con drogas crean condiciones propicias para la reincidencia, creando un escenario en el que las personas entran y salen del sistema de justicia penal en lugar de reconstruir sus vidas.

21 estados todavía mantienen la prohibición con condiciones modificadas, todo lo cual crea mayores barreras de acceso y limita la cantidad de personas que reciben beneficios SNAP. Por ejemplo, Kansas exige que aquellos con condenas por delitos graves relacionados con drogas completen un programa de tratamiento de drogas aprobado y aprueben un plan de pruebas de drogas; Si una persona recibe un segundo delito grave de drogas, se le prohíbe acceder a SNAP de por vida. En Minnesota, los solicitantes con condenas por delitos graves relacionados con drogas deben pasar pruebas de detección de drogas aleatorias y quedan suspendidos de por vida si no aprueban dos. Missouri también exige pruebas de detección de drogas y los solicitantes deben pagarlas ellos mismos. Un estado, Carolina del Sur, todavía tiene la prohibición total: una sola condena por un delito grave de drogas significa que incluso después de cumplir su sentencia, nunca podrán recibir fondos SNAP para ayudar a comprar alimentos.

Un estudio comparativo reciente de dos grupos diferentes de personas afectadas por la justicia, de la Universidad de California – Irvine demuestra tasas de reincidencia más altas entre aquellos a quienes se les prohibió acceder a los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP). También llamados cupones de alimentos.

Esto ha ocasionado el movimiento de algunas organizaciones que buscan apoyar a ciudadanos que están siendo afectados por esta ley, que solo entorpecen e impiden la integración de un residente a su comunidad llevándolo a reincidir y terminar otra vez como un delincuente. La falta de alimentos en un hogar lleva a la desesperación y mas si en ese hogar existe una familia en donde niños y mujeres esperan ser alimentados.

Diez organizaciones de Nebraska enviaron una carta al Senador Fischer, Ricketts y al Representante Bacon pidiendo su apoyo para derogar la prohibición del acceso a SNAP por parte de personas afectadas por la justicia. Cuenta la historia de Kayla Tobey, nativa de North Platte y ahora residente de Lincoln, quien luchó contra el trastorno por uso de sustancias y problemas de salud mental, pero que hoy se está recuperando y trabaja como especialista en apoyo de pares para ayudar a otros.

Las organizaciones que firmaron incluyen: Nebraska Appleseed, Food Bank for the Heartland, RISE, Together Omaha, Intertribal Spiritual Lodges, Nebraska Catholic Conference, OpenSky Policy Institute, RAN Racial Justice Group, No More Vacuum Pots y ACLU Nebraska.

Adjuntamos una copia de esta carta Traducida a español por por BDN:

13 de septiembre de 2023
La Honorable Deb Fischer
El Honorable Pete Ricketts
El Honorable Don Bacon
Estimados Senador Fischer, Senador Ricketts y Representante Bacon:
La Ley Agrícola de 2023 brinda una gran oportunidad para reformar disposiciones clave dentro del
Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP). SNAP proporciona suplementos mínimos
y apoyo a personas y familias que trabajan con bajos salarios, adultos mayores con bajos ingresos, personas con discapacidades que viven con ingresos fijos y veteranos que atraviesan dificultades financieras e inseguridad alimentaria. Los apoyos económicos y a la seguridad alimentaria son tan críticos ahora como siempre, debido a los niveles de inflación históricamente altos.
Las interrupciones en la cadena de suministro han impactado sustancialmente el costo de los alimentos y otras necesidades básicas. Las personas y familias que califican para SNAP son de bajos ingresos y generalmente viven por debajo del 200% de la línea federal de pobreza. SNAP no sólo proporciona beneficios mensuales para ayudar a comprar alimentos, sino también
importantes servicios de empleo, capacitación y vocacionales a través del SNAP Empleo y
Programa de capacitación (SNAP E&T).
Pero algunas personas que necesitan acceso a SNAP tienen prohibido de por vida acceder a SNAP y
Servicios SNAP E&T en algunos estados, incluido Nebraska.
Kayla Tobey, nativa de North Platte y ahora residente de Lincoln, tenía 19 años cuando fue suspendida de por vida de SNAP Como muchos jóvenes, luchó contra la adicción y el consumo de drogas para afrontarlo. Un importantes desafíos de salud mental, en ese momento, Kayla vivía con su novio que traficaba con drogas para pagar sus continuas adicciones, lo que llevó a cargos y condenas. Eventualmente. Kayla obtuvo la libertad condicional y poco a poco reconstruyó su vida. Ahora tiene 39 años, ha estado sobria durante muchos años y acude a un especialista certificado en apoyo de pares que ayuda a muchos habitantes de Nebraska a obtener apoyo y superar sus propios desafíos de salud mental y adicciones.
Las personas que luchan contra el trastorno por uso de sustancias (TUS) a menudo se ven involucradas en actividades criminales en el sistema legal, lo que resulta en una condena por un delito grave de drogas. Las personas con antecedentes de (TUS) tienen
mayor reactividad al estrés, que es parte del ciclo que perpetúa el comportamiento compulsivo
a pesar de las consecuencias adversas. La adicción no discrimina; Afecta a las personas independientemente de raza, edad, fe y/o inclinaciones políticas. El riesgo de sobredosis y muerte también es alto después de la liberación de la prisión. Ninguna comunidad en todo el país ha quedado al margen de la crisis de sobredosis en cierta medida, y se han perdido muchas vidas.
Kayla también es madre de un niño de 16 años y otro de 1 año que se ven afectados negativamente por la prohibición de Kayla. Las familias reciben un beneficio general mucho menor cuando uno de los padres no es elegible para SNAP debido a una condena por un delito grave de drogas, pero toda la familia todavía necesita comer. Familias con una prohibición, en consecuencia los adultos tienen menos acceso a alimentos y apoyo, lo que resulta en inseguridad alimentaria y un mayor estrés que
puede provocar problemas de salud prevenibles tanto en adultos como en niños. Dos tercios del SNAP
Los participantes pertenecen a familias con niños, y más de un tercio pertenecen a hogares con adultos mayores o gente con discapacidades.
Kayla es sólo una de los cientos de miles que necesitan tu ayuda. Le pedimos urgentemente
Apoyar y priorizar una derogación total de la prohibición de por vida de las personas con antecedentes penales relacionados con condenas de drogas, de recibir beneficios SNAP como parte de la Ley Agrícola de 2023. Impedir que las personas condenadas por un delito grave de drogas accedan a la asistencia vital de SNAP socava su capacidad para buscar u obtener tratamiento, entrar en recuperación, encontrar un trabajo y recuperar sus vidas. Concentrarse en abordar el uso de sustancias o los problemas de salud mental es un desafío cuando les preocupa de dónde vendrá su próxima comida. Sin embargo, la inseguridad alimentaria es generalizada entre las personas en transición desde el sistema legal penal. Un estudio encontró que el 91 por ciento de
las personas sufren de inseguridad alimentaria al ser liberadas. Un segundo estudio concluyó que más de el 70 por ciento de las personas en libertad condicional experimentaron inseguridad alimentaria. Por estas razones, la investigación ha demostrado que SNAP puede reducir los costos de atención médica y mejorar los resultados de salud. Investigacion también
sugiere que restaurar la elegibilidad total para SNAP por sí solo puede reducir significativamente el riesgo de reincidencia para personas recién liberadas con condenas por delitos graves relacionados con drogas. Por último, el acceso a SNAP ayuda a que las economías locales se beneficien y prosperen. Más dólares SNAP significan más alimentos que se compran en las tiendas de comestibles locales, lo que beneficia a los agricultores y productores de los Estados Unidos.
El Departamento de Agricultura estima que 1 dólar en beneficios SNAP genera 1,50 dólares en beneficios a la actividad económica, incluso para las comunidades rurales.
Restaurar el acceso a la asistencia SNAP es un paso esencial para ayudar a brindar apoyo básico, como alimentos, a individuos y familias con niños. Humildemente pedimos su apoyo para derogar totalmente la prohibición.
Sinceramente tuyo,
Nebraska Appleseed
Lincoln, Nebraska

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here