El cambio de horario de invierno inicia el 1 de noviembre de 2020

0
358

Como ya sabes, el cambio de horario se realiza dos veces al año: se adelanta una hora a principios de primavera y se retrasa una hora en el otoño, todo con el fin de ahorrar energía. Si bien en 1918 este cambio de horario le ahorraba a Estados Unidos alrededor de US$2 millones en gas y más de 1 millón de toneladas de carbón, según una publicación del New York Times, ¿qué tan significativo es el ahorro hoy en día?

Según un análisis realizado en 2017 por la Asociación Internacional de Economía Eléctrica (IAEE), actualmente el cambio de horario únicamente ayuda a ahorrar 0.34 por ciento de energía. Este mismo análisis, que está basado en 44 estudios, indica que el ahorro es mayor en los países que están más alejados del Ecuador, mientras que en las ciudades ubicadas dentro de la zona subtropical, como Los Ángeles, Houston, Monterrey, Buenos Aires, São Paulo y Lima, se consume más electricidad a causa del cambio de horario.

Al final hay algo que es totalmente cierto: El cambio de horario para verano e invierno o DST llegó para quedarse y exista o no un ahorro de energía significativo deberás asegurarte de retrasar tu reloj una hora ya que el horario de verano llegará a su fin a las 2 a.m. del domingo 1 de noviembre. ¿Ya tienes listo tu recordatorio?

Si no sabes cómo prepararte para este cambio de horario, te damos un par de consejos tecnológicos que podrán hacer la transición mucho más fácil.

Retrasa todos los relojes una hora

Todo lo que está conectado al Internet cambiará automáticamente, así que no te preocupes por tus gadgets, sino por los relojes tradicionales. Así que el sábado, 31 de octubre por la noche, retrasa manualmente tus relojes una hora antes de dormir y al despertar, revisa tanto tus gadgets como tus demás relojes, pues nunca está de más una segunda ronda de revisión.

Programa las luces en casa

El final del horario de verano significa que al regresar a casa, todo estará oscuro. Así que recuerda programar tus luces inteligentes para que se enciendan un poco más temprano.

Según un análisis realizado en 2017 por la Asociación Internacional de Economía Eléctrica (IAEE), actualmente el cambio de horario únicamente ayuda a ahorrar 0.34 por ciento de energía. Este mismo análisis, que está basado en 44 estudios, indica que el ahorro es mayor en los países que están más alejados del Ecuador, mientras que en las ciudades ubicadas dentro de la zona subtropical, como Los Ángeles, Houston, Monterrey, Buenos Aires, São Paulo y Lima, se consume más electricidad a causa del cambio de horario.

Al final hay algo que es totalmente cierto: El cambio de horario para verano e invierno o DST llegó para quedarse y exista o no un ahorro de energía significativo deberás asegurarte de retrasar tu reloj una hora ya que el horario de verano llegará a su fin a las 2 a.m. del domingo 1 de noviembre. ¿Ya tienes listo tu recordatorio?

Si no sabes cómo prepararte para este cambio de horario, te damos un par de consejos tecnológicos que podrán hacer la transición mucho más fácil.

Retrasa todos los relojes una hora

Todo lo que está conectado al Internet cambiará automáticamente, así que no te preocupes por tus gadgets, sino por los relojes tradicionales. Así que el sábado, 31 de octubre por la noche, retrasa manualmente tus relojes una hora antes de dormir y al despertar, revisa tanto tus gadgets como tus demás relojes, pues nunca está de más una segunda ronda de revisión.

Programa las luces en casa

El final del horario de verano significa que al regresar a casa, todo estará oscuro. Así que recuerda programar tus luces inteligentes para que se enciendan un poco más temprano.

Nota publicada por CInet en español

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here