Planificación para el regreso a clases: listas de verificación para guiar a padres, tutores y cuidadores- PARTE 1

0
299

PARTE#1

Para muchas familias, la planificación del regreso a clases será diferente este año de lo que fue en años anteriores. Su escuela habrá implementado nuevas políticas para prevenir la propagación del COVID-19. Además, es posible que comience el año escolar con componentes de aprendizaje virtual. Sea cual fuere la situación, estas listas de verificación tienen el objetivo de ayudar a los padres, tutores y cuidadores a planificar y prepararse para el próximo año escolar.

Algunos de los cambios en la estructura o asistencia al salón de clases en las escuelas pueden incluir:
Cohortes: dividir a los alumnos y maestros en grupos específicos que permanezcan juntos a lo largo de todo el día escolar durante la enseñanza presencial en el aula. Es posible que las escuelas permitan una interacción mínima entre las cohortes (en ocasiones, también denominadas “grupos”), o que directamente no la permitan.
Sistema híbrido: una combinación de aprendizaje virtual y aprendizaje presencial. Las opciones híbridas pueden aplicar la estrategia de cohortes a la educación presencial brindada.
Sistema solo virtual/en casa: los alumnos y maestros participan de clases, actividades y eventos solo de forma virtual.

Planificación para clases presenciales
El regreso a clases este otoño requerirá que las escuelas y las familias trabajen incluso más juntas que antes. Las escuelas realizarán cambios en sus políticas y operaciones con distintos objetivos: enseñar; prestar servicios importantes, como comidas escolares, cuidado infantil ampliado, actividades extracurriculares y servicios sociales; y limitar la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Los maestros y miembros del personal pueden enseñar y alentar conductas preventivas en la escuela. De modo similar, será importante que las familias enfaticen y alienten las conductas saludables en casa, y que hablen con sus hijos acerca de los cambios que se producirán este año escolar. Incluso si su hijo asistirá a la escuela de forma presencial, es importante prepararse para la posibilidad de la implementación del aprendizaje virtual si la escuela cierra o si su hijo se ve expuesto al COVID-19 y necesita quedarse en casa.

Los CDC han creado una lista de verificación para ayudar con la planificación del regreso a clases durante el año escolar (AE) 2020-2021. Si su escuela utiliza un modelo híbrido, debería consultar las listas de verificación tanto para el aprendizaje presencial como virtual/en casa.

Medidas a tomar y puntos a considerar
Controle a su hijo cada mañana para detectar signos de enfermedad. Si la temperatura de su hijo es de 100.4 grados o más, no debería ir a la escuela.
Asegúrese de que su hijo no tenga dolor de garganta ni otros signos de enfermedad, como tos, diarrea, dolor de cabeza intenso, vómitos o dolores corporales.
Si su hijo ha tenido contacto cercano con un caso de COVID-19, no debería asistir a la escuela. Siga la guía sobre lo que debe hacer si alguien estuvo expuesto al virus.
Identifique a la(s) persona(s) designada(s) por la escuela con quien debe contactarse si su hijo se enferma.
Procure conocer los sitios donde se realiza la prueba de detección del COVID-19 en caso de que usted o su hijo presenten síntomas. Estos lugares pueden incluir sitios con pruebas gratuitas disponibles.
Mis opciones locales de pruebas de detección:
Asegúrese de que su hijo esté al día con todas las vacunas recomendadas, incluida la vacuna contra la influenza. Todos los niños en edad escolar deberían recibir la vacuna contra la influenza cada año, con raras excepciones. Esto es fundamental este año porque aún no sabemos si tener COVID-19 e influenza (gripe) al mismo tiempo causará una enfermedad más grave.
Fecha de vacunación contra la influenza:
Revise y practique las técnicas correctas de lavado de manos en casa, especialmente antes y después de comer, estornudar, toser y acomodarse la mascarilla o cubierta de tela para la cara. Haga que lavarse las manos sea divertido y explíquele a su hijo por qué es importante hacerlo.
Conozca cómo hará su escuela para proporcionar agua durante el día. Considere llevar consigo una botella de agua.
Cree rutinas diarias antes y después de la escuela. Por ejemplo, cosas que se deben preparar para llevar a la escuela en la mañana (como el desinfectante de manos y una cubierta de tela para la cara adicional) y cosas que se deben hacer al volver a casa (como lavarse las manos de inmediato y lavar las mascarillas).

Hable con su hijo acerca de las precauciones que debe tomar en la escuela. A los niños se les puede indicar lo siguiente:
Lavarse y desinfectarse las manos con mayor frecuencia.
Mantener la distancia física con respecto a otros estudiantes.
Usar una mascarilla.
Evitar compartir objetos con otros estudiantes, lo que incluye botellas de agua, dispositivos, elementos de escritura y libros.
Usar un desinfectante de manos (que contenga al menos un 60 % de alcohol). Asegúrese de estar usando un producto seguro. La FDA retiró productos del mercado que contienen metanol tóxico. Estar atento a cómo se siente y avisarle a una persona adulta si no se siente bien.

Elabore un plan como familia para proteger a los miembros del hogar que tengan mayor riesgo de enfermarse gravemente.
Asegúrese de que su información esté actualizada en la escuela, incluidos los contactos de emergencia y las personas autorizadas para retirar a sus hijos de la escuela. Si esa lista incluye a alguna persona con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, considere identificar a una persona alternativa.
Familiarícese con el plan de su escuela sobre cómo se comunicarán con las familias cuando identifiquen un caso positivo o exposición a alguien con COVID-19, y cómo garantizarán que se respete la privacidad de los estudiantes.
Prepárese para posibles cierres de escuelas o periodos de cuarentena. Si la transmisión en su comunidad aumenta o si varios niños o miembros del personal dan positivo para el COVID-19, el edificio de la escuela podría cerrar. De manera similar, si un contacto cercano de un niño (dentro o fuera de la escuela) da positivo para el COVID-19, es posible que su hijo deba quedarse en casa por un periodo de cuarentena de 2 semanas. Tal vez deba considerar la viabilidad del teletrabajo, tomarse una licencia laboral o designar a alguien que pueda cuidar a su hijo en caso de que se cierre el edificio de la escuela o se inicie un periodo de cuarentena.

(………)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here