Carolina una joven immigrante graduada en Leyes Penales y Criminología en la universidad de Nebraska, Lincoln

0
555

Escuchamos historias todos los días a través de las redes sociales y de los noticieros de lo difícil que es la vida en este país para un inmigrante indocumentado, pero nos acostumbramos tanto a escucharlas que nunca pensamos en las limitaciones con las que tienen que vivir en este país, y para un joven que aspira a un titulo universitario como Carolina que pensaba que ese sueño parecía un poco imposible, debido a su estatus migratorio y obstaculos económicos. Pero gracias a ese espíritu soñador y luchador logro obtener su título de Leyes Penales y Criminología en la Universidad de Nebraska-Lincoln (UNL). Carolina nos platica un poco de todos los retos que tubo que enfrentar durante el tiempo de sus estudios universitarios y como fue vencer sus retos y sus miedos para lograr su meta, sus sueños y los sueños de sus padres ya que es la primera de su familia en tener un titulo universitario. Carolina nos habla un poco sobre ella, su familia y su historia… “Mi nombre es Carolina Saquiche y tengo 20 años. Yo nací en Guatemala igual que mis padres Gerson y Merari, tengo un hermano y una hermana menor. Llegue a este país cuando tenía 9 años y ahora tengo 12 años de estar viviendo en este país. Estudie la primaria en la escuela Gates y Jefferson Elementary y ese fue mi primer reto, porque solo hablaba español, y adaptarme a un nuevo país, un nuevo idioma y otra cultura siendo yo solo una niña realmente no fue fácil, pero en mi corazón existía la fuerza de voluntad porque recordaba las palabras de mis padres cuando me decían que ellos querían un mejor futuro para mi. Que un día yo fuera a una universidad y pudiera obtener un título de alguna carrera. Mi deseo de ir a la universidad creció mas cuando yo estaba en el octavo grado porque recuerdo que reunieron a un grupo de estudiantes que tenían buenos grados y entre ese grupo estaba yo, y tuvimos una reunión donde aplicamos a una beca que se llama NCPA,  y fui una de las seleccionadas; La beca te introduce a un programa de cuatro años en los cuales te llevan a explora differentes areas que te ayudan a prepararte para la universidad, asistimos a conferencias, campamentos, seminarios y también recibes mucha información y ayuda academica. Esto me ayudó mucho porque pude conocer y saber más sobre programas que me podían ayudar a lograr mis sueños. Esta beca me dio tranquilidad porque me iba a cubrir casi todos los gastos de libros, clases y vivienda cuando yo fuera a la universidad. También me hablaron sobre una página que se llama “Education Quest” ahí obtuve más información de otros recursos a los que yo podía aplicar para obtener mas ayuda financiera. También supe que en mi último ano de preparatoria tenia que iniciar con el proceso de aplicar por todas las becas posibles, pero yo estaba tranquila porque yo tenia la beca que obtuve desde que estaba en el grado ocho llamada NCPA, pero no estaba preparada para lo que se me venia encima, cuando estaba en mi tercer año  de preparatoria me dieron la noticia que esa beca que tenía no me la podían dar debido a mi estatus migratorio, y sentí que mis sueños se iban, pero no me di por vencida y empecé a aplicar y buscar mas opciones de beca, comencé a tocar puertas, a investigar a preguntar y ahí en la preparatoria me ayudaron a aplicar por becas. Mientras tanto decidí graduarme antes de la prepa, tomé unas clases de colegio en Central Community College en Grand Island para completar ciertos créditos y después poder transferirlos a la universidad, mis padres me estuvieron apoyando con esos gastos.

Para ingresar a la UNL me había preparado con algunas becas, pero no me cubrían todo, todavia tendría que pagar mi vivienda, mis alimentos y libros, mi padres me dijeron que no me preocupara que ellos me iban a apoyar con los otros gastos,  pero lamentablemente en esos días mi padre fue deportado, y mi madre y yo tuvimos que afrontar la situación económica. Esa fue una etapa muy difícil para mí, no sabía que hacer, quería renunciar a mi sueño y dedicarme a solo trabajar para ayudar con la situación económica de mi familia, comencé a trabajar más para solventar algunos gastos y también para ahorrar lo que pudiera por si todavía podía entrar a la universidad.  Sabía que lo que  ahorraba no iba ser suficiente para los gastos de una universidad, entonces dos semanas antes de comenzar la universidad decidí contactar a las personas que me habían dado la beca de NCPA, cuando estaba en el octavo grado, pero que debido a mi estatus migratorio no me la pudieron dar;  y les platique mi situación, ellos se comprometieron a ayudarme buscando ayuda con otras personas, y después recibí una llamada y ellos me dieron una beca que me iba a ayudar a cubrir mis clases, pero yo tenia que cubrir mi comida, libros y vivienda y por eso tenia que seguir trabajando para poder cubrir estos gastos.  En ocasiones trabaja todo el día, no me importaba doblar turnos.  Aveces solo salia del trabajo y tenia que manejar para Lincoln porque tenia clase. Muchas veces me sentia culpable por no poder estar en mi casa con mi mama y ayudarle con mis hermanos, pero siempre habian personas que me recordaban que un dia los iva a poder ayudar mas si seguia estudiando. Pero no me rendi, no sabía cómo iba a ser esto posible pero seguí luchando por mi sueño. También me metí en un programa como mentora en la cual nos pagaban por ayudar a estudiantes y aunque no era mucho eso me ayudaba para comprar comida o poner gas a mi carro y otras cosas, también supe de becas para clases de verano a las cuales apliqué y pude tomar esas también y adelantar algo, y con muchos esfuerzos pude terminar mi carrera universitaria. 

Creo que hay muchos recursos para todos los jóvenes que quieran estudiar una carrera universitaria solo tienen que tomar tiempo para buscar, investigar, preguntar por todas las ayudas posibles, pero la mayoría de las personas queremos todo fácil y que todo nos llegue solito sin buscarlo no queremos invertir nuestro tiempo buscando o pidiendo ayuda. También algo que yo me di cuenta es que a veces queremos que nuestros padres resuelvan todo y creo que el estudiante tiene mas posibilidades de encontrar información y ayuda porque domina mas el idioma de este país y la formación de la escuela te enseña mucho de la cultura y costumbres de este país, sin embargo la mayoría de los padres solo se dedican a trabajar porque quieren dar un mejor futuro a sus hijos y por eso creo que los estudiantes deben tomar la iniciativa si quieren continuar sus estudios y graduarse de una universidad. Esto pasa frecuentemente en muchas familias hispanas.

Ya en mi último año de escuela antes de graduarme en Leyes Penales y Criminología de UNL, hice mi servicio, o practica así se le dice cuando vas y trabajas un par de horas sin un sueldo, pero te sirve para poner en practica lo que has aprendido.  Yo pude completar mis practicas en The Nebraska Crime Commission”, tenía que visitar la cárcel, estar en eventos en la estación de policía estar trabajando mucho con ellos, y me hacia sentir orgullosa asta donde habia llegado. Una parte muy importante para mi fue acercarme mucho a mis maestros, mis consejeros y siempre mantenerlos informados de mi situación, hay maestros que si se preocupan por sus estudiantes y gracias a Dios tuve mucho apoyo de parte de ellos, mis padres me ensenaron a confiar en Dios desde que era pequeña y esa relación que mantenía con Dios fue el pilar que me sostenía cada vez que sentía que ya no podía, cuando las circunstancias de la vida me ponían en un estado en el que me sentía acorralada recurría a Dios y creo que sin su ayuda no hubiera logrado llegar hasta aquí.

Mis mayores retos fueron mi estatus y mi situación económica, también mi origen me hacia sentir menos, por ser minoría, pensaba que no iba a poder con las tareas, creía que yo era menos inteligente porque era hispana y tenía una cultura diferente, pero con el tiempo aprendí a tener confianza en mi misma. Este sentimiento lo experimentan muchos estudiante que vienen de una comindad minoritaria.  Hoy le doy gracias a Dios y a todas la personas que me ayudaron en este proceso.  Me siento muy contenta de poder haberme graduado de la Universidad de Nebraska-Lincoln con honores.  Todos los sacrificios valieron la pena. Ahora que ya terminé mi mayor obstáculo para poder trabajar es mi estatus migratorio.

Mi meta es ser abogada de inmigración y poder iniciar una organizacion sin fines de lucro. Mi próximo paso es continuar con mi Doctorado Judicial, pero es como iniciar desde el principio debido a los obstaculos económicos que enfrentamos, este último escalón de mi carrera es mucho más costoso, pero tengo fe en Dios y en la experiencia adquirida a través  de los años en la universidad que si tocamos puertas algunas se abrirán y otras no, pero lo más importante es ser conscientes que esto requiere de constancia, dedicación, esfuerzo y sacrificio, si tienes ese deseo de seguir adelante para lograr tu sueños se que si se puede y no dejes que nadie te diga o te haga sentir lo contrario.  Hay muchos grupos y organizaciones en las redes sociales que apoyan a los indocumentados y yo me apoye mucho en ellos y también me ayudaron mucho. En esos grupos pude conocer la historia de varios estudiantes indocumentados que están estudiando la universidad y lo que mas me llamo la atención y de alguna manera me inspiro a continuar con mi sueño fue saber la historia de una estudiante que está estudiando leyes en la universidad de Harvard con una beca completa, y saber de muchos otros que están estudiando doctorados aun siendo indocumentados, eso de verdad que me motivo a seguir adelante yo decía si ellos pueden yo también puedo.  Todo es posible con fe, dedicacion, esfuerzo, y el deseo de querer.  No sera facil pero imposible no es.” Estas fueran las palabras de Carolina donde nos compartió un poco sobre como fue su lucha y todo lo que tuvo que pasar para obtener su título en la UNL.

Si deseas apoyar a Carolina para lograr su doctorado or saber mas sobre su experiencia puedes contactarnos al 308.381.7777 y dejar tu información para que ella te contacte.  

Nota escrita por: Norma Cell de Marquez

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here