La EPA propone una regla para mejorar la notificación de datos de PFAS al Inventario de emisiones tóxicas

0
328

LENEXA, KAN. (5 DE DICIEMBRE DE 2022) – La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. propuso una regla que mejoraría la notificación de sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS) al Inventario de Emisiones Tóxicas (TRI), entre otros cambios propuestos, eliminando una exención que permite a las instalaciones evitar reportar información sobre PFAS cuando esos químicos se usan en concentraciones pequeñas o mínimas. Debido a que los PFAS se usan en concentraciones bajas en muchos productos, esta regla garantizaría que los sectores industriales cubiertos y las instalaciones federales que fabrican o usan PFAS listados en el TRI ya no podrán depender de la exención de minimis para evitar divulgar sus emisiones de PFAS y otros cantidades de gestión de residuos para estos productos químicos.

“Los PFAS continúan representando una amenaza urgente para nuestro país y las comunidades merecen saber si pueden estar expuestas debido a la forma en que se manejan, reciclan o liberan estos químicos”, dijo el administrador de la EPA, Michael S. Regan. “Al eliminar esta laguna en la presentación de informes, estamos avanzando en el trabajo establecido en la Hoja de ruta estratégica de PFAS de la Agencia y asegurando que las empresas informen información incluso para pequeñas concentraciones de PFAS. Pondremos esta información a disposición del público para que la EPA y otras agencias federales, estatales y locales puedan usarla para ayudar a proteger mejor la salud y el medio ambiente”.

Esta propuesta refleja el compromiso de la Administración Biden-Harris de abordar los impactos de estos productos químicos permanentes y avanza la hoja de ruta estratégica de PFAS de la EPA para enfrentar los riesgos ambientales y de salud humana de PFAS.

Los datos del TRI son informados a la EPA anualmente por las instalaciones en ciertos sectores industriales y las instalaciones federales que fabrican, procesan o usan sustancias químicas incluidas en la lista del TRI por encima de ciertas cantidades. Los datos incluyen cantidades de dichas sustancias químicas que se liberaron en el medio ambiente o se manejaron como desechos. La información recopilada a través del TRI permite que las comunidades sepan cómo las instalaciones en su área están manejando las sustancias químicas enumeradas. Los datos recopilados también ayudan a respaldar la toma de decisiones informada por parte de empresas, agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y el público.

La Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2020 agregó de inmediato ciertos PFAS a la lista de productos químicos cubiertos por el TRI para el año de informe de 2021 y proporcionó un marco para agregar automáticamente otros PFAS en años futuros. La NDAA estableció umbrales de informes de fabricación, procesamiento y otros usos del TRI de 100 libras para cada uno de estos PFAS enumerados. Sin embargo, la Administración anterior codificó las disposiciones de la NDAA de una manera que permite que las instalaciones que informan al TRI ignoren ciertas concentraciones mínimas o de minimis de sustancias químicas en mezclas o productos de nombre comercial (concentración inferior al 1 % para cada uno de los PFAS enumerados en el TRI, excepto para PFOA cuya concentración se establece en 0,1%).

La regla propuesta publicada hoy eliminaría la disponibilidad de esa exención y requeriría que las instalaciones informen sobre PFAS independientemente de su concentración en los productos.

Actualmente, las instalaciones deben informar al TRI sobre 180 PFAS según los requisitos de la NDAA. Sin embargo, en los datos presentados a la EPA en 2021 y 2022, menos instalaciones informaron sobre PFAS al TRI de lo esperado. En respuesta, la EPA realizó actividades de divulgación y muchas instalaciones contactadas reclamaron la exención de minimis como motivo para no informar. La regla propuesta hoy incluiría a las PFAS como “sustancias químicas de especial preocupación”, lo que las haría inelegibles para la exención de minimis.

Si se finaliza, esta propuesta también haría que la exención de minimis no estuviera disponible a los efectos de los requisitos de notificación del proveedor a las instalaciones aguas abajo para todas las sustancias químicas de la lista de sustancias químicas de especial preocupación, que también incluye ciertas sustancias químicas persistentes, bioacumulativas y tóxicas como el plomo, el mercurio y dioxinas. Este cambio ayudará a garantizar que los compradores de mezclas y productos de marca comercial que contengan estos productos químicos estén informados de su presencia en las mezclas y los productos que compran.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here